Cáncer de Ano

Es el cáncer que se forma en los tejidos del ano. El ano es la abertura del recto (la última parte del intestino grueso) hacia el exterior del cuerpo.
 
El cáncer del ano es un tumor muy poco frecuente, representando solo el 1,9 % de todos los tumores del tubo digestivo.
 
Sin embargo en los últimos 10 años esta incidencia ha ido en aumento debido a diferentes factores causantes o etiológicos, como son la infección del virus del Papiloma humano (HPV), de transmisión sexual y la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana o SIDA (HIV) y un mayor uso del coito anal, tanto en hombres como en mujeres

El cáncer de ano es un carcinoma epidermoide o escamoso. No existen otras variedades o tipos histológicos.

En cuanto al tamaño, son de mejor pronóstico aquellos tumores menores de 2 centímetros, de pronóstico intermedio los mayores de cinco centímetros y de mal pronóstico los que están invadiendo estructuras vecinas, por ejemplo la vagina o la uretra.

 

 

 


La presencia de metástasis ganglionares y sobre todo la presencia de metástasis viscerales implican un estadio más avanzado.

La clasificación del tumor en estadios se denomina Clasificación TNM y está mundialmente aceptada.


La T se refiere al tamaño del tumor primario:

 

  • Tis: es el tumor “in situ”, confinado a la mucosa, que no traspasa las capas de la misma.
  • T1: tumor igual a 2 cm o de menor tamaño (lo tiene el 9 % de los pacientes).
  • T2: Tumor entre 2,1cm y 5 cm de tamaño máximo (lo tienen el 51% de los pacientes).
  • T3: tumor igual o superior a 5,1 cm. (lo tienen el 30% de los pacientes).
  • T4: Tumor de cualquier tamaño pero que invade tejidos de órganos adyacentes, como la uretra, vejiga urinaria o vagina (lo tienen el 10% de los pacientes).


La N se refiere a la presencia o no de afectación de los ganglios linfáticos regionales o más próximos a la zona donde se origina el tumor:

 

  • NO significa ausencia de afectación ganglionar.
  • N1 significa presencia de afectación tumoral en los ganglios linfáticos perirectales.
  • N2 significa metástasis o afectación de la cadena ilíaca interna unilateral o de los ganglios inguinales.
  • N3 significa afectación de los ganglios perirectales e inguinales y/o de la cadena ilíaca interna bilateral.


La M se refiere a la presencia confirmada de metástasis a distancia:

  • MO es ausencia de metástasis.
  • M1 es presencia de metástasis a distancia.

 

Estadio 0 Tis NO MO
Estadio I T1 NO MO
Estadio II

T2

T3

NO

NO

MO

MO

Estadio IIIA

T1

T2

T3

T4

N1

N1

N1

N0

MO

MO

MO

MO

Estadio IIIB

T4

Cualquier T

Cualquier T

N1

N2

N3

MO

MO

MO

Estadio IV Cualquier T Cualquier N M1

 

 

Elección del tratamiento

 

Dependerá, fundamentalmente, del estadio clínico de la enfermedad tumoral.
 
De forma resumida se puede decir que los tumores muy localizados (estadios 0 y I) el tratamiento fundamental es la cirugía. Se debe resecar el tumor con un margen de tejido sano periférico de, al menos, 1 cm. Aún así las recurrencias locales son frecuentes (50% de los casos) pero que se pueden tratar de nuevo con cirugía.
 
Los estadios localmente avanzados (Estadios II y IIIA) deben de tratarse con una combinación de tipos de tratamiento. Lo más recomendable, según los estudios más recientes, es realizar primero un tratamiento con radioterapia y quimioterapia simultáneas (lo que se llama tratamiento quicio-radioterápico neoadyuvante) seguido de una cirugía radical. Las posibilidades de mejorar la supervivencia global son, de este modo, muy significativas.
 
Los estadio IIIB y IV tienen pocas posibilidades de curación a largo plazo con los tratamientos actualmente conocidos. La quimioterapia y la radioterapia son los tipos de tratamiento más importantes.

Cáncer de ano en estadio 0 (carcinoma in situ)


El tratamiento para el estadio 0 suele ser resección local.

 

Cáncer del ano en estadio I


El tratamiento para el cáncer de ano en estadio I puede incluir los siguientes procedimientos:

 

  • Resección local.
  • Radioterapia de haz externo con quimioterapia o sin ella. Si queda cáncer después del tratamiento, se puede administrar quimioterapia y radioterapia adicionales para evitar la necesidad de una colostomía permanente.
  • Radioterapia interna.
  • Resección abdominoperineal, si el cáncer permanece o vuelve después del tratamiento con radioterapia y quimioterapia.
  • Radioterapia interna para el cáncer que queda después del tratamiento con radioterapia de haz externo.

Los pacientes que han recibido tratamiento para preservar los músculos esfínteres se pueden someter a exámenes de seguimiento cada tres meses durante los primeros dos años, incluso exámenes rectales con endoscopia y biopsia según sea necesario.

 

 

Cáncer del ano en estadio II

El tratamiento para el cáncer del ano en estadio II puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Resección local.
  • Radioterapia de haz externo con quimioterapia o sin ella. Si queda cáncer después del tratamiento, se puede administrar quimioterapia y radioterapia adicionales para evitar la necesidad de una colostomía permanente.
  • Radioterapia interna.
  • Resección abdominoperineal, si el cáncer permanece o vuelve después de tratamiento con radioterapia y quimioterapia.
     

Los pacientes que recibieron tratamiento para preservar los músculos esfínteres se pueden someter a exámenes de seguimiento cada tres meses durante los primeros dos años, incluso exámenes rectales con endoscopia y biopsia según sea necesario.

 

 

Cáncer del ano en estadio IIIA

 

El tratamiento del cáncer de ano en estadio IIIA puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Radioterapia de haz externo con quimioterapia o sin ella. Si queda cáncer después del tratamiento, se puede administrar quimioterapia y radioterapia adicionales para evitar la necesidad de una colostomía permanente.
  • Radioterapia interna.
  • Resección abdominoperineal, si el cáncer permanece o vuelve después de tratamiento con radioterapia y quimioterapia.

 

 

Cáncer del ano en estadio IIIB


El tratamiento del cáncer de ano en estadio IIIB puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Radioterapia de haz externo con quimioterapia.
  • Resección local o resección abdominoperineal, si el cáncer permanece o vuelve después del tratamiento con radioterapia y quimioterapia. Es posible que también se extirpen los ganglios linfáticos.

 

 

Cáncer del ano en estadio IV


El tratamiento del cáncer de ano en estadio IV puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía como terapia paliativa para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.
  • Radioterapia como tratamiento paliativo.
  • Quimioterapia con radioterapia como tratamiento paliativo.

 

Opciones de tratamiento para el cáncer de ano recidivante


El tratamiento para el cáncer de ano recidivante puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Radioterapia y quimioterapia para la recidiva después de la cirugía.
  • Cirugía, para la recidiva después de la radioterapia o la quimioterapia.

 

Cirugía

  • Resección local: procedimiento quirúrgico en el cual se corta el tumor del ano junto con parte del tejido sano que lo rodea. La resección local se puede utilizar si el cáncer es pequeño y no se diseminó. Con este procedimiento se pueden preservar los músculos esfínteres de manera que el paciente todavía pueda controlar la función intestinal. Los tumores que surgen en la parte inferior del ano se pueden extraer con frecuencia mediante una resección local.
  • Resección abdominoperineal: procedimiento quirúrgico por el cual se extirpa el ano, el recto y parte del colon sigmoide a través de una incisión realizada en el abdomen. El médico une el extremo del intestino a una abertura, que se llama estoma, hecha en la superficie del abdomen de manera que los desechos corporales se puedan recoger en una bolsa desechable afuera del cuerpo. Esto se llama colostomía. Los ganglios linfáticos que contienen cáncer también se pueden extirpar durante esta operación.

 

 

Quimioterapia

 

La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza medicamentos para detener el crecimiento de células cancerosas, ya sea destruyéndolas o impidiendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se toma por vía oral o se inyecta en una vena o en un músculo, los medicamentos entran al torrente sanguíneo y pueden alcanzar las células cancerosas en todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en la columna vertebral, en un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente las células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La manera en que se administra la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.

 

 

Radiosensibilizador

 

Los radiosensibilizadores son medicamentos que aumentan la sensibilidad de las células tumorales a la radioterapia. La combinación de radioterapia y radiosensibilizadores puede destruir más células tumorales.

 

 

Radioterapia

 

Su objetivo es destruir las células tumorales causando el menor daño posible a los tejidos sanos que rodean dicho tumor. La radioterapia utiliza energía dirigida a eliminar las células tumorales.

Hay dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa utiliza una máquina fuera del cuerpo para enviar radiación hacia el cáncer. La radioterapia interna usa una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, alambres o catéteres que se colocan directamente adentro del cáncer o cerca de él. La manera en que se administra la radioterapia depende del tipo y del estadio del cáncer que se está tratando.

En los casos de cáncer de ano, la radioterapia permite mantener el ano, en algunos casos si la localización del tumor lo permite aunque también puede producir complicaciones. La quimioterapia concomitante, que permite administrar dosis de radioterapia más bajas y tener menos efectos secundarios. Esta combinación ha demostrado que puede aumentar la supervivencia global y reducir el índice de recaídas.

 

 

Planificación del tratamiento con RT:

 

Antes de empezar con el tratamiento propiamente dicho, es preciso realizar una planificación o simulación del mismo. Su finalidad es determinar una serie de parámetros que variarán dependiendo del tipo, de la localización y de la extensión del tumor, así como de las características anatómicas de cada enfermo.

Durante todo el tratamiento, el paciente ha de permanecer inmóvil y mantener la misma postura. Es frecuente, que próximo a la zona del tumor se encuentren determinadas estructuras importantes como la vejiga, el recto y las cabezas femorales. Para administrar la radiación con una precisión elevada y evitar que los tejidos sanos que rodean al tumor reciban más dosis de la tolerada, se utilizan sistemas de inmovilización muy precisos para que  permitan la administración de la radiación con gran exactitud.

Habitualmente, para realizar el cálculo de la dosis que va a recibir tanto el tumor como los tejidos sanos de alrededor del mismo, es necesario realizar una tomografía de localización, cuyas imágenes se introducen en la computadora, donde se determina el volumen de tratamiento.

Antes de la realización de la tomografía se determina el sistema de inmovilización más adecuado para cada paciente según la técnica que se vaya a aplicar.

Una vez realizada la planificación, estos sistemas de fijación permiten su reproducción diaria en la sala de tratamiento.

 


¿Dónde se realiza el tratamiento con radioterapia?
 
Las habitaciones donde se realizan los tratamientos de radioterapia externa se llaman salas de radioterapia o búnkeres. Estas habitaciones poseen paredes de hormigón con un gran espesor que proporcionan un aislamiento perfecto impidiendo que la radiación salga fuera de ellas.
 
Mientras dura la sesión de tratamiento el paciente estará solo en el interior de la sala, pero vigilado por el personal especializado a través de un circuito de televisión y un interfono.

 

 

¿Por qué es necesario acudir todos los días?

Si se administrara toda la dosis de radiación en una única sesión se producirían daños muy serios en los tejidos. Para minimizar estos efectos secundarios, la dosis total de radiación se fracciona, repartiéndose en un número determinado de sesiones y días.

El fraccionamiento estándar consiste en administrar una sesión al día durante cinco días a la semana descansando dos, generalmente sábados y domingos. Para su administración no es necesario estar ingresado, puede acudir al hospital para el tratamiento y una vez finalizado volver a su casa.

 

 

¿Cuánto dura el tratamiento?
 
El tratamiento de radioterapia suele durar entre dos y siete semanas, dependiendo de la dosis que se administre y del número total de sesiones.

Diariamente, cada sesión dura sólo unos minutos (quince aproximadamente). El tiempo real de irradiación dura unos segundos.

Una vez finalizado el tratamiento diario, puede estar en contacto con otras personas, ya que no emite ningún tipo de radiactividad. Sus relaciones sociales, laborales y familiares no tienen por qué verse afectadas mientras dure el tratamiento.

 


Efectos secundarios:

La radioterapia, al mismo tiempo que elimina células enfermas, puede afectar a los tejidos sanos cercanos al área de tratamiento y como consecuencia aparecen efectos secundarios en la zona que ha recibido el tratamiento.

Estos efectos son difíciles de prever con exactitud, ya que dependen de múltiples factores como la zona del organismo donde se realiza el tratamiento, la dosis, el fraccionamiento y la susceptibilidad individual de cada persona. En algunos casos se producen efectos mínimos, mientras que en otros son más serios y es necesario administrar tratamiento médico para su control.

 

 

Radioterapia interna

 

Es una técnica de tratamiento que consiste en introducir en el interior del organismo isótopos radiactivos. Se pueden implantar de forma temporal o permanente en la zona a tratar.


Con la radioterapia interna se logra administrar altas dosis de radiación a cortas distancias, de tal forma, que llega muy poca dosis a los tejidos sanos circundantes al implante.


 

 ¿Cónde se colocan los implantes?

 

Dependiendo del tipo de implante que se vaya a realizar  es necesario permanecer ingresado en el hospital durante 1 o dos días, en otros casos el paciente podrá irse a su casa el mismo día  tras recibir el tratamiento.  Bajo sedación o anestesia general, se efectuará la colocación de los isótopos radiactivos.

 

¿Es necesario permanecer aislado? 

 

En ocasiones, mientras tenga colocados los implantes es necesario que permanezca en una habitación, preparada especialmente para tal fin.


El paciente estará controlado, en todo momento, a través de un monitor de televisión por el personal sanitario responsable de su cuidado.


¿Cúanto dura el tratamiento?

 

La duración del tratamiento dependerá en gran medida del tipo de isótopo que se haya empleado en el implante y de la cantidad de dosis que se quiera administrar en la zona del tumor, pero generalmente oscila entre minutos y días.

 

 

Noticias
Hope International, un centro especial para tratar el c...
Guatemala Treatment Center Becomes First in Latin Ameri...
Eventos
Encuentre un tratamiento
A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z | ALL
Powered by Solucionweb.com